La Villa Miramar fue probablemente el primer palacete edificado en Zarauz, construido por el político liberal Pascual Madoz, quien está considerado como el primer veraneante, ya que allí pasó los veranos de 1846 a 1870. Llegó en un momento en el que la villa era un pueblo totalmente abandonado, lugar en el que en 1846 no existía todavía una carretera que lo uniera al mundo, utilizándose carros de bueyes por caminos vecinales para llegar a él.

Pascual Madoz fue un político progresista liberal del siglo XIX, nacido en Pamplona en 1806 que murió en Génova en 1870. Fue un político importante, ministro de Hacienda y gobernador de Barcelona. Hombre de gran cultura, publicó un diccionario enciclopédico en el que dedicó a Zarauz 12 páginas. Compró los terrenos que daban al mar que iban desde la Plazuela de Ayestarán, es decir, desde lo que hoy es la Calle San Francisco, hasta donde terminaba lo que luego sería la Avenida de Navarra. En dichos campos construyó en 1856 la Fabril Linera de Zarauz, la primera fábrica que hubo en el pueblo y que llegó a tener 170 operarios. Posteriormente, en estos terrenos se construyeron el Gran Hotel, y las villas Monteagudo, Santillana, San Luis y Carmen o Lécera.

Hizo un estudio para poder hacer lo que hoy es el puerto y evitar tener que dejar las chalupas en la playa de la arena, puerto que construyó con su dinero. Abrió la calle que limitaba con sus terrenos y que sería llamada Alameda de Madoz, pagando el 10 por ciento del coste de su bolsillo, vía que luego sería prolongada y conocida como Avenida de Navarra y que gestionó desde el gobierno cuando fue nombrado ministro de Hacienda en 1855. Puso de moda en la aristocracia española los baños de mar como remedio a enfermedades por lo que se puede decir que fue el primer impulsor del turismo en la villa.

Se dice que nunca quiso ninguna condecoración, que solo pidió que cuando muriera, se conservara, con el nombre que tuvo, la Alameda de Madoz, algo que desgraciadamente no se ha hecho.

01A.Miramar.jpg
01.Miramar.jpg

Grabado de Villa Miramar publicado en la página 644 del Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de Pascual Madoz, en donde describe meticulosamente la casa tal como puede leerse en los textos adjuntos

Grabado Castilla

Diccionario -Estadístico-Histórico de España y sus posesiones

Copia del grabado contiguo de Villa Miramar, palacete construido en Zarauz para Pascual Madoz, frente a la iglesia de los Franciscanos, según proyecto del arquitecto Juan José Belaunzaran, entre 1847 y 1849.

Grabado Castilla

Archivo Bernardo Estornés Lasa

Casa del autor del Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España y sus posesiones de Ultramar.
En el ángulo NE de la villa y a la salida para las Mendilaubetas, se encuentra otro edificio de nueva construcción, hecho conforme al trazado del entendido arquitecto D. Juan José Belaunzarán, nuestro particular amigo. En el año de 1846 nos retiramos a esta pequeña población para continuar en el verano nuestros trabajos literarios, fuera del bullicioso movimiento que ofrecen las grandes ciudades y los pueblos situados en carreteras de gran concurrencia. La circunstancia de haber recobrado completamente en esta villa su salud, muy quebrantada por cierto, la única hija que teníamos entonces nos hizo cobrar particular inclinación a esta población, cuyos habitantes por otra parte nos confundieron desde un principio con toda clase de consideraciones y de favores. Y es de advertir que en esta villa la inmensa mayoría de sus habitantes siguió la causa de D.Carlos, aumentando las filas del ejercito carlista con su juventud valiente y esforzada. Pues a estos mismos hombres antes comprometidos por la monarquía absoluta, hubimos de merecer delicadas atenciones: nosotros que teníamos y tenemos grandes compromisos por la causa constitucional y que figurábamos en primera línea entre los defensores más decididos del trono de Isabel II, volvimos al año siguiente a tomar baños y a continuar nuestros trabajos, y siendo ya entonces nuestras relaciones con la recomendable familia de Narros y con otras personas notables de la población, determinamos construir una casa de campo en el mismo arenal. Hubo de parecer desde un principio atrevido el pensamiento, porque con el objerto de ver desde nuestra casa el puerto de Guetaria, hicimos adelantar su situación hasta el mar 112 pies en la línea que marcan las demás casas de la población que miran a la playa. Para dar una idea de esta pequeña casa de campo, que se construyó en 15 meses y principió a habitarse en 18 de junio de 1849, hemos creído conveniente presentar la lámina siguiente:

02.Miramar.jpg
03.Miramar.jpg

Grabado panorámico de Villa Miramar desde el Sur. en el que se ven parte de los terrenos colindantes en los que se situaría la Fabril Linera. Se aprecia como la Alameda discurre por delante del jardín de la casa. Al fondo, el Ratón, deformado por el artista.

Grabado Cecilio Pizarro

Diccionario geográfico-estadístico-historico de España

Litografía panorámica de Zarauz desde Santa Bárbara fechada en el último tercio del siglo XIX en el que se aprecia como Villa Miramar se adelanta en la línea de playa 112 pies respecto a la línea que marcan las demás edificaciones que lindan con la playa. Es interesante ver la chimenea de la Fabril Linera en el extremo izquierdo del grabado.

F. Múgica

Colección Bernardo Estornés Lasa

21.Miramar.jpg

Grabado de la ensenada de Zarauz fechado en 1890 en el que, entre otros edificios, se puede destacar Villa Miramar, residencia de Pascual Madoz.

Autor desconocido

Archivo internet 

La figura de este edificio es un rectángulo con dos cuerpos salientes. La parte de Norte y Sur tiene 68 pies; la del Este y Oeste, 81, siendo de advertir que la fachada del Norte presenta 3 pisos por el declive del terreno y la del Mediodía 2 solamente. La entrada principal de la casa se halla en el hueco que dejan los dos cuerpos salientes, donde hay una escalinata circular de 7 gradas que conduce a un tránsito: este cruza todo el edificio de Este a Oeste, habiendo a los dos lados bonitas escaleras de piedra con barandillas de hierro colado, según se deja ver en la lámina. En este piso después de atravesar el tránsito y un intercolumnio dórico, se halla una pequeña y linda sala elíptica pintada al óleo, que ocupan 4 estatuas, representando las 4 estaciones. A la derecha se halla el comedor y a la izquierda el billar, teniendo las tres habitaciones 5 ventanas al mar y 3 al jardín. Hay además en este piso, varias habitaciiones o dormitorios modestamente amueblados. El piso principal tiene un magnífico salón: a su derecha el despacho y antedespacho; a la izquierda la habitación de la esposa del autor del Diccionario, siendo notable el dormitorio, por el hermoso papel dorado que cubre sus paredes, por la cornisa de la alcoba, que tiene 2 columnas góticas con basas áticas y capiteles dorados. Hay además otras habitaciones amuebladas con bastante gusto. En el piso bajo que tiene entrada independiente por la parte delñ mar, se hallan todas las oficinas de cocina, comedor de criados, despensas y otras varias con el mayor desahogo, habiendo también un cuarto de baño. Tiene además la casa guardillas habitables, terminando con la glorieta, sobre la cual cumple a nuestra lealtad decir alguna cosa. Supone el arquitecto Belaunzarán, y con el arquitecto suponen otros muchos que la glorieta hace mal efecto. Lo creemos así arquitectónicamente hablando, pero observando nosotros las hermosas vistas que en aquella altura se disfrutaban cuando se hacía el tejado de la casa, dispusimos la obra, aceptamos la responsabilidad y salvamos la de nuestro amigo, advirtiendo que cada vez estamos más contentos de haber hecho la glorieta, porque en la altura que tiene, con las 4 hermosas ventanas, colocando allí un anteojo que domina grande extensión del mar, es un punto de recreo, es un punto de estudio también que llama la atención de cuantos lo visitan.

05.Miramar.Archivo_General_de_Guipúzcoa.
05B.Miramar.jpg

Antiguo grabado de la villa de Zarauz en la que destacan la Parroquia, el Palacio de Narros, el convento de las Carmelitas, los Franciscanos y Villa Miramar, con la glorieta que decidió construir Pascual Madoz en contra de la opinión del arquitecto D. Juan José Belaunzarán.

Autor desconocido

Archivo General de Guipúzcoa

Versión coloreada del grabado contiguo que permite distinguir con mayor claridad los edificios y en la que destacan las tres iglesias.

Autor desconocido

Archivo internet

En la casa no hay lujo: hay sencillez: no escasean las chimeneas y podría pasarse por esta circunstancia en el invierno sin esperimentar grandes fríos. El edificio en sentir de los arquitectos que le han visitado, está perfectamente concluido y en ello han tenido parte lascpersonas siguientes: primera, D. Juan José Belaunzarán, arquitecto, a quien después de oir nuestras intenciones y nuestros deseos hizo el trazado con libertad completa, acreditando en la ejecución de esta obra su celo, su actividad e inteligencia: segunda, D. Ignacio Iburuzqueta, genio especial que sorprende a cuantos le tratan utilizando sus conocimientos: él ha abierto los cimientos; él ha dirigido la preparación de toda la piedra sillería; él ha sido quien ha colocado toda ella; él ha intervenido y trabajado todo lo relativo a maderámen, advirtiendo que el suelo del salón, de los despachos y del gabinete principal están perfectamente trabajados con madera de tres colores graciosamente combinados. Es fácil encontrar una persona que haga muchas cosas medianamente pero Iburuzqueta hace muchas y bien, porque es de advertir, que igualmente ha colocado todo el papel de la casa, y si se le encarga la pintura de algún cuarto, que nosotros no le hemos encargado, lo deja decentemente. Reconocemos en Iburuzqueta un talento artístico privilegiado, y a estas circunstancias reune honradez a toda prueba. Iburuzqueta no es ya para nosotros el empresario de nuestra casa, es nuestro amigo, porque honra mucho la amistad de un artesano leal y entendido: tercera, D. José Joaquin Gastañaga, maestro de obras, que ha hecho entre otras cosas de mérito, las paredes interiores, las cornisas, los cielos rasos, los florones y estucados. Es un artesano tan laborioso como formal, considerado en la provincia como uno de los más entendidos y adelantados: cuarta, D. Romualdo Besga, joven de noble ambición que ha pintado y dorado la parte interior y revocado las paredes exteriores con pinturas de mucho brillo.

04A.MiramarSemanario pintoresco español.
06.Miramar.jpg

El Semanario pintoresco español publicó en 1851 la ilustración en la que se puede ver además del Palacio de Narros la Villa Miramar de Pacual Madoz, imagen que acompañaba un amplio texto a dos columnas del que extraemos las siguientes líneas: Embellece el extremo oriental de la población la costosa casa de recreo del Sr. Madoz, en cuyas habitaciones luce el delicado gusto de sus dueños. Adórnanla dos jardines y una huerta.

Semanario pintoresco español

Archivo HBNE

Grabado fechado en 1867 en el que se ve el puerto (quizás en construcción), Santa María la Real, el palacio de Narros, el convento de los Padres Franciscanos, Villa Miramar y la chimenea de la Fabril Linera de Zarauz, la primera fábrica que hubo en el pueblo, construida por Pascual Madoz en 1856 y que llegó a tener 170 operarios.

Leon Laurent

Archivo General de Gipuzkoa

Jardín del Sur. Un cuadrado de 250b pies, cerrado con elevadas y fuertes tapias para defender los árboles y las plantas de los vientos y de la arena que escupe el mar cuando las olas olas son muy impetuosas, forma el jardín de la casa que acabamos de describir. Una puerta de hierro dulce, con dos hojas, trabajada con esmero después de dibujarla el entendido Sr. Belaunzarán, da entrada a este jardín; apóyase la puerta en dos pilastras de piedra labrada, que rematan con dos globos esféricos de hierro colado, que tienen determinada significación: estos globos perfectamente acabados en la fábrica de fundicion de Bilbao, simbolizan que aquella casa, que aquel jardín se ha construido con con parte de la fortuna que el autor del Diccionario ha adquirido con la publicación de su obra: allí están los atributos de la geografía; y por este medio se haya desenvuelto nuestro pensamiento. Un camino espaciosop con asientos a los lados, dirige rectyamente a la parte principal del edificio en una distancia de 490 pies: otros varios caminos pequeños cruzan en todas direcciones el jardín, habiéndolos muy estentos en todas las cercanías de la casa por la parte del Este, Oeste y Sur, dejando espedita la entrada de la puerta principal y de las dos puertas laterales. El jardín contiene varias divisiones; con toda clase de árboles, plantas y adornos; y caprichosos dibujos en las cercanías de la casa. Las plantaciones se han hecho este mismo año, dirigiendo todos los trabajos, el jardinero D. Isidoro Vinches. Si como es de esperar cumple todas las condiciones del contrato hecho con el autor de esta obra, el jardín debe de ser precioso, advirtiendo que también hemos hecho traer desde París, árboles y plantas de mucho mérito.

07.Miramar.jpg
09.Miramar.jpg

Postal que muestra la casa de Pascual Madoz en Zarauz desde su jardín Sur y en la que se aprecia la doble ala que con el elemento central formaba una U mirando al mar.

Colección PEPE

Archivo internet

La misma foto utilizada para la postal contigua en su original en blanco y negro y con algo más de definición.

Autor desconocido

Archivo internet

10.Miramar.jpg
13.El Miramar.1960.jpg

Vista aérea fechada en 1960 en la que se ve Villa Miramar, ya sin la glorieta de la cubierta que tal como cuenta Don Pascual Madoz, impuso al arquitecto Belaunzarán.

Paisajes Españoles

Archivo B&B

Otra vista, también fechada en 1960, de Villa Miramar rodeada por los jardines de otros edificios, entre los que se distinguen, el Gran Hotel, Villa Otaola, Aguilafuente, Villa Munda, la Alameda y parte de la huerta de Franciscanos.

Autor desconocido

Archivo B&B

15.Miramar.jpg
20.Miramar.jpg

Antigua panorámica de la primera zona de palacios que permite ver Villa Miramar junto al Gran Hotel. Al fondo, Monteagudo, Villa Fernanda, Villa Munda, San Luis, Sanz Ena y San José entre otras.

Autor desconocido

Archivo internet

Interesantísima panorámica fechada en 1895 en la que se puede ver Villa Miramar, y siguiendo la línea de playa hacia el Este, el Gran Hotel y frente a Villa Munda, la Fabril Linera, fábrica que fundó Don Pascual Madoz en los terrenos en loas que luego serían construidas Villa Otaola, Villa Monteagudo y Villa Santillana. Más allá, San Luis, Villa Carmen/Lécera y Villa Antonia, actual Sanz Enea.

Autor desconocido

Archivo internet

11.El Miramar.jpg
12.El Miramar.jpg

En esta foto fechada en 1866 se ve la Fabril Linera, empresa creada por Pascual Madoz que existió junto a Villa Miramar. La foto muestra el acto cívico religioso realizado en los arenales de la playa con motivo de la visita de la Reina Isabel II a la Villa.

Autor desconocido

Archivo B&N

Grabado de la Fabril Linera creada en 1859 por Pascual Madoz en los terrerenos colindantes a Villa Miramar y que ocupaban lo que luego fueron el Gran Hotel y quizás Villa Aguilafuente y Santillana.

Autor desconocido

Archivo Bernardo Estornés Lasa

08.Miramar.jpg
14C.Miramar.jpg

Villa Miramar, con el paso de los años se convirtió en la Hostería del mar y posteriormente en Hostemar, un lugar romántico y sombrío, cubierto por el arbolado que había crecido desde que se edificó.

Autor desconocido

Archivo internet

Recreación de la litografía panorámica de Zarauz desde Santa Bárbara fechada en el último tercio del siglo XIX en el que se aprecia como Villa Miramar se adelanta en la línea de playa 112 pies respecto a la línea que marcan las demás edificaciones que lindan con la playa. Es interesante ver la chimenea de la Fabril Linera en el extremo izquierdo del grabado.

F. Múgica

Archivo B&B

16.Miramar.jpg

Panorámica de la playa, probablemente de los primeros años 60, en la que aparece Villa Miramar perdida en los árboles del jardín, entre el Hostal Duque y el Gran Hotel.

Autor desconocido

Archivo internet

18.Miramar.1925.jpg

Detalle de un plano fechado en 1925 en el que se ha destacado Villa Miramar, entre la playa, el Gran Hotel y la huerta de los Franciscanos.

Autor desconocido.

Archivo B&B

17.Miramar.1915.jpg

Detalle de un plano de la Villa de Zarauz fechado en 1915 en el que se ha destacado Villa Miramar, que lindaba con la playa frente a la huerta de los franciscanos.

Autor desconocido.

Archivo B&B

19.Miramar.jpg

Detalle de un plano fechado en 1933 en el que se ha destacado el solar ocupado por Villa Miramar de Pascual Madoz, en primera linea de playa, frente a la huerta de los Franciscanos, entre el Gran Hotel y el Palacio de Villahermosa.

Ramón Cortazar

Archivo internet

22.Mirama.jpg
23.Miramar.jpg
24.MiramarR.La Ilustración de Madrid.jpg

Don Pascual Madoz, propietario de Villa Miramar, polico destacado. Entre otras obras realizadas en la villa, abrió la Alameda que llevó su nombre hasta hace unos años, construyó el puerto y gestionó las obras de construcción de la carretera. En memoria suya tiene dedicada una calle en el Segundo Ensanche de Pamplona, su ciudad natal.

Autor desconocido

Archivo internet

Don Pascual Madoz según un grabado publicado en La Ilustración de Madrid.

Autor desconocido

Archivo HBNE