CONVENTO DE SANTA CLARA.
El Convento de Santa Clara fue fundado por doña María Ana de Zarauz y Gamboa en 1611 quien ingresó junto a sus dos hijas.Hasta la construcción del convento entre 1618 y 1625, las monjas provenientes de Lerma se instalaron en Narros, el Palacio de la fundadora, siendo el primer convento de Clarisas fundado en Gipuzcoa.

El Convento, que resultó dañado por los franceses en 1794 y restaurado en 1985, es una edificación severa de líneas, construido en piedra sillar, austera en el uso de materiales y con un claro predominio del muro sobre el vano en las fachadas. Responde, por tanto, a la austera simplicidad de las edificaciones franciscanas. Las dependencias se distribuyen en torno a un patio. La iglesia, obra de Miguel de Esnaola en 1656, es de un barroco incipiente. Una espadaña de tres huecos con campanas remata la fachada. Hay un nicho sobre la entrada donde se sitúa la imagen de la Santa, tiene planta de cruz latina con un crucero ancho pero poco profundo y ábside ochavado. Los tres tramos de la nave y las capillas se cubren con bóvedas de medio cañón, sustentada por arcos fajones y torales de medio punto que descargan en pilastras. El crucero se cubre con una cúpula esférica que descarga en los arcos torales. La decoración se limita a unas platabandas de tipo escurialense que recorren el perímetro de la iglesia. El acceso al presbiterio se realiza a través de una escalinata y está limitado por un gran arco moldurado. La cabecera es de traza poligonal y a sus pies se levanta el coro sobre elevado que alberga el órgano

En el interior destaca un retablo del siglo XVIII de madera policromada con bancal, cuerpo de tres calles y ático. En el centro del banco hay un ostensorio con forma de tabernáculo. Calles laterales entre columnas salomónicas que flanquean a esculturas de San José y Santa Ana y la Virgen. En la calle central hay una figura de Santa Clara. El ático semicircular se dispone sobre un entablamento partido acompañado de pinturas de ángeles a los lados y el tema del Calvario en el centro con una talla del Crucificado sobre pintura de San Juan y la Virgen. También se deben mencionar unos pequeños retablos colaterales muy semejantes en su concepción, de inspiración algo anterior al central, de finales del siglo XVII, dedicados a las figuras de la Inmaculada, San Francisco y San Antonio. Son retablos clasicistas de inspiración barroca, de pequeña factura aunque con una evidente intención dinámica por la presentación de pilastras y columnas estriadas en diferentes planos, la decoración a base relieves vegetales, festones y la presencia de la policromía. En la zona inferior se colocan los altares y en el centro el Sagrario. Rematan el conjunto un frontón semicircular limitado por columnas pareadas

El grueso y tosco muro de mampostería que rodea su perímetro y las vías del tren lo ha aíslado desde siempre de la villa (Diversas fuentes)

30A.Santa Clara1865.Archivo General de GipuzkoaR.jpg

Ilustración del Convento de Santa Clara fechada el 12 de agosto de 1865 en el que se puede leer Convent de Santa. Clara a Sarauz.

Autor desconocido

Archivo General de Guipúzcoa